fbpx
Casa / Chiapas / CARTELERA POLÍTICA

CARTELERA POLÍTICA

24 FEBRERO 2019

Leonel Durante López

*Inseguridad en los municipios, realidad o ficción

*El gobierno no debe solapar a migrantes delincuentes

*¿Y dónde está el policía?

Los pregoneros del mal, desestabilizadores profesionales –esos que buscan solo beneficios personales, aves del mal agüero, emisarios de políticos frustrados por el poder-, son los verdaderos responsables de la inestabilidad social que registran diversos municipios del estado, particularmente la capital del estado, San Cristóbal de Las Casas, Tapachula, ente otros.

         Dice un dicho popular: “no todo lo que brilla oro ni todo lo que apesta es caca. Cierto, pero siento que es un cuanto injusto cuando se responsabiliza a los alcaldes Carlos Morales Vázquez, Jerónima Toledo Villalobos y Oscar Gurría Penagos de la hecatombe que ocurre en los municipios que gobiernan.

         A partir de que toman posesión de sus cargos el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, los alcaldes chiapanecos, incluso porque no incluir al presidente Andrés López Obrador las críticas en contra sus administraciones se vienen recrudeciendo.

El único que batea de manera excelente las criticas es López Obrador, por obvias razones, los demás no, incluso actúan como si tuvieran las manos amarradas.

El resto en parte si son responsables, por no asumir su papel como tal y estar a la espera de recibir instrucciones, ya sea la máxima autoridad estatal o federal.

Primero hay que volver al pasado inmediato, antes de la partida del peor gobernador que haya tenido Chiapas, el nefasto Manuel Velasco Coello, que saqueo a más no poder las arcas estatales, no dejó un solo peso para que operara el próximo gobierno.

Con el gobierno estatal en quiebra y municipios en la banca rota, la nula capacidad administrativa y política para trabaja con lo que se tiene, los resultados no se hicieron esperar, el incremento de la inseguridad en los municipios, generando las odiadas críticas contra los alcaldes, en donde detrás de estas están sus principales detractores, a través de las cuales exigen canonjías para sus familiares y grupos políticos.

No negamos el alza de los homicidios violentos, balaceras, los asaltos, feminicidios, secuestros, levantamientos, pero éstos son resultado de la corrupción e impunidad con que se siguen manejando las actuales autoridades estatales.

  Otro dato importante es que la violencia, asaltos, robo a mano armada y homicidios son debido al ingreso de miles de centroamericanos a la entidad, a quienes las autoridades federales protegen y no quieren que sean tocados ni con el pétalo de una rosa.

De ahí autoridades municipales y estatales están con las manos amarradas, no pueden proceder por el temor que López Obrador salte en cólera.

Independientemente de lo anterior, por los malos gobiernos, la corrupción galopante, la impunidad y demás vicios las estadísticas del pasado inmediato son un ejemplo:

En septiembre del 2017 Organizaciones civiles que monitorean el Índice de Seguridad revelaron el alza en el número de delitos de alto impacto en la entidad, principalmente el robo a negocios y robo de vehículo.

De acuerdo al último reporte del semáforo delictivo nacional, Tapachula alcanzó en la presente administración municipal, los niveles más altos de inseguridad durante los años en el que el organismo tiene registro.

De acuerdo al último reporte del Semáforo Delictivo Nacional, Tapachula alcanzó en la administración municipal anterior de Neftalí el Toro Guzmán, los niveles más altos de inseguridad.

Es el 2017 es el año más sangriento para el municipio, luego de que se reportaron 73 homicidios contra los 60 que se cometieron en el 2015, cuando inició el Ayuntamiento del priista Neftalí del Toro.

         Ya para enero del 2019, resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Inegi, de septiembre a diciembre del año pasado la percepción de inseguridad en Tuxtla Gutiérrez creció de 75.8% a 80.5%, mientras que en Tapachula disminuyó de 90.4% a 85.8%, en el mismo lapso.

El análisis, destaca que durante diciembre 73.7% de la población de 18 años y más del país consideró que vivir en su ciudad es inseguro, porcentaje que representa un cambio significativo respecto a septiembre de 2018 y con relación a diciembre 2017.

         Cualquier parecido con la realidad anterior en materia de inseguridad y violencia es pura coincidencia con la situación actual, digo no.

Migrantes se quedan en Tapachula a delinquir

A pesar de lo que las autoridades federales aseguran que cumplieron el objetivo de evitar un ingreso masivo y desordenado hacia territorio mexicano de migrantes guatemaltecos, salvadoreños, nicaragüenses y hondureños a nuestro país desde el año pasado al mes de febrero de este año, todo parece indicar que viajan en caravana desde su país, todo parece que es todo lo contrario, pues a raíz de ese éxodo masivo, la violencia e inseguridad en la frontera sur se ha desequilibrado, por la tolerancia que esos grupos reciben del gobierno mexicano.

Es preocupante el clima de violencia que se ha desatado en Chiapas a raíz de ese ingreso masivo de migrantes a México, de manera particular en la capital del estado y zonas fronterizas con Guatemala.

La verdad es que la inseguridad día a día se pone color de hormiga pues en una frontera que esta sin vigilancia, el ingreso se facilita y lo peor es que entra de todo, malhechores, que ponen en riesgo la seguridad de los chiapanecos.

Se habla que han ingresado al país más de 15 mil indocumentados, muchos han seguido su camino para llegar a los estados unidos, otros se han quedado en Tapachula, San Cristóbal de Las Casas, Tuxtla Gutiérrez, entre otros, en donde las estadísticas muestran que la delincuencia va a la alza.

         En Tapachula esta desatada la violencia, sin embargo, aunque el alcalde Oscar Gurría Penagos realice intentos por restablecer el orden, la paz y tranquilidad en la región, este se ve impedido por lo que decíamos en un principio, no hay orden en el ingreso de migrantes, entran gentes de todo tipo, y lo peor es que el gobierno federal los protege y no quiere someterlos.

Si quiera permitiera que aquellos que delinquen sean expulsados de inmediato, esa paz y tranquilidad tan ansiada por los tapachultecos, se irá recuperando de manera paulatina.

Rambo de súper policía a súper alcalde

A cinco meses como alcalde de Jiquipilas, Manuel Calvo Martínez (a) Rambo, ha demostrado que no era apto para el cargo, solo fue impuesto como un capricho de las mafias del poder en Chiapas.

Por ello, los pobladores de Jiquipilas nunca encuentran al polizonte que esta en todo menos en sus oficinas, pues como policía que es su fuerte no son las relaciones públicas.

Sin embargo, frustrado por su incapacidad, comúnmente sus colaboradores no lo localizan en horas de trabajo en sus oficinas, sino sus más allegados saben que cuando tienen que acordar, a este lo deben buscar en alguna de sus cantinas de su preferencia del municipio, de los circunvecinos, incluso de la capital del estado.

El Rambo de Jiquipilas ha confesado que ya no quiere más queso, sino salir de la ratonera, por eso espera que muy pronto sea llamado por el Fiscal General del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, quien prometió en campaña llevarlo a la fiscalía para hacer el trabajo sucio de Llaven.

Al Rambo jiquipilteco se le conoce como corriente, vulgar e ignorante, incapaz de solucionar las demandas del pueblo, sin embargo, pide a gritos que el fiscal lo llame a colaborar, pues su fuerte es reprimir a los ciudadanos, no las relaciones pública.

Si no lo creen, dense una vueltecita al palacio municipal y se sorprenderán de este tipo, que más bien haría un buen papel como estibador de la central de abastos, porque tiene un excelente vocabulario.

Dice un refrán popular que el pueblo tiene el gobierno que se merece, pero la realidad, se pasaron, porque Calvo fue un capricho, es incapaz para ejercer el pueblo y si ganó la elección es por el fraude que hizo, el pueblo no votó por él, peo hoy sufre las consecuencias e no haberse unido para elegir a una mejor autoridad, no a un patán.

Del Montón

El rector de la Universidad Politécnica de Chiapas, Navor Francisco Ballinas Morales, recibió por segunda ocasión, la certificación en la trinorma del Sistema de Gestión Integral en su versión ISO 9001:2015, ISO 14001:2015  y OHSAS 18001:2007, con lo cual ésta casa de estudios continua siendo la primera universidad pública en tener estas certificaciones. Al recibir los certificados integrales, el rector Navor Francisco Ballinas Morales, subrayó la importancia de contar con ellos, ya que dijo son producto de la mejora continua en la institución y ratifica el compromiso de mantener, altos estándares de calidad en los servicios educativos así como en los procesos administrativos. * * * La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Gabriela Zepeda Soto, reforzó las acciones de seguridad y vigilancia en una colonia del centro, con mayor índice delictivo en el municipio de Tapachula.        A través del Grupo Especial Antipandilla, las y los elementos de seguridad intensificaron las acciones preventivas y operativas en respuesta a las peticiones de reforzamiento de las estrategias de seguridad, que hicieron los sectores sociales, empresariales y productivos, ante los últimos acontecimientos de inseguridad registrados en este municipio. Los patrullajes pie-tierra, en coordinación con motopatrulleros y patrulleros, comprenden la zona centro y las colonias de esta zona, además de los ejidos en la periferia de la ciudad. * * * Eso es todo por hoy, hasta mañana con más de lo mismo.

Acerca de admin

Verifica Tambíen

En Chiapas se garantiza el diagnóstico y tratamiento contra la tuberculosis

Chiapas.- La Secretaría de Salud del estado garantiza el diagnóstico y tratamiento gratuito de la tuberculosis …

A %d blogueros les gusta esto: