fbpx
Casa / Alfonso Carbonel Chavez / Política de medios ¿sin medios?

Política de medios ¿sin medios?

Comentando la noticia

Alfonso Carbonell Chávez

“Con todo mi amor para mi mujer Isabel con motivo de su cumpleaños y por seguir siendo el motor que le da sentido a mi trabajo y a mi vida. Gracias por existir ¡Felicidades!”

Es correcto cuando se piensa que en el pasado reciente; es más, casi de toda la vida del siglo veinte, en México la política de comunicación ha pasado por los rieles del control institucional y la censura gubernamental. No le entraré al análisis histórico dado lo complejo del tema como por cuestiones de espacio, pero al citar este aserto, no podemos más que reconocernos a nosotros mismos digo quienes vivimos del oficio de comunicar (sí a esto se le puede llamar vida), ya que sabemos a qué me refiero con el control y la censura. Para no ir demasiado atrás en el tiempo, nos quedemos en lo que en México y en Chiapas, las pasadas administraciones gubernamentales hicieron de la política de medios; verdaderos galimatías y como siempre privilegiando a medios y periodistas que les eran afines. Información comprada y sugerida auto censura. Así en el gobierno federal por ejemplo y según datos de la 4T, se erogó por este concepto (publicidad institucional) la friolera de 10 mil millones de pesos. Esa cantidad erogada, no sería mucho si hiciéramos un ejercicio generoso de repartición y se hubieran distribuido de forma más equitativa. La realidad no fue así. No entraré a señalar a medios y periodistas que en el ámbito nacional -se sabe- se llevaron la tajada de león, pero es fácil adivinar algunos de ésos cuando ya en el gobierno del cambio que encabeza Andrés Manuel, a diario le obsequian críticas destructivas y mordaces sobre todo lo que hace.

Ahora en el caso local, no se necesitan mayores abundamientos a lo que en general todos los medios y la gran mayoría de los periodistas, vieron pasar los recursos presupuestales destinados a la comunicación social del gobierno hacia destinos nacionales y en muy pocas manos en el ámbito estatal. Cabe señalar que una política como tal, el gobierno de Manuel Velasco jamás la tuvo y así como todo lo hecho en su sexenio, actúo con puras ocurrencias haciéndole frente de modo pueril a coyunturas del momento. Así si se trataba de informar sobre los conflictos que de todo orden bañaban la entidad, le bastaba con comprar las primeras planas de los diarios impresos y dejar a las redes y uno que otro medio escrito la crítica a su gobierno. Bueno hasta en las redes sociales, también Manuel construyó desde su área de (in)comunicación social a cargo del periodista más corrupto que haya pasado por esa responsabilidad que ya es mucho decir, una red de “troles” que respondían grotescamente a quienes criticaban al mozalbete, en tanto y en la misma intensidad, aparecían nombres de usuarios inexistentes y rayando en lo estúpido que aplaudían todo lo que el imberbe de Velasco hacía. Bueno hasta aquella desafortunada frase en medio del conflicto magisterial de; “hemos sido tolerantes hasta excesos criticables”. ¡Pendeco! (dixit JJ).

La dilapidación de recursos destinados para la comunicación de las actividades gubernamentales, fue a parar a los bolsillos de esos que sexenio tras sexenio han demostrado el nivel ético de su ejercicio periodístico, y quienes mamaron galán con un gobierno y fueron a la vez los primeros sicarios contratados para acendrar la crítica destructiva contra de quien les dio de comer. Criaron cuervos y les sacaron los ojos.

Pero igual en este inicio de sexenio, se desconoce aún si se tiene o va haber una política de comunicación. Por lo pronto,  ya muchos empezaron a atacar a su ex amo el “Güero Velasco” para pasar lista de presente en la futura lista del gobernador en turno. Y ya también hay, y cheque su lectura, quienes empiezan a prodigar a los nuevos funcionarios y por supuesto al “Góber Ruti”, la mar de calificativos que harían sonrojar a las mismísimas productoras de miel, y desde “un carisma impresionante” hasta “con inteligencia y amor a la patria chica”, esconden sus siempre aviesos propósitos ante su lector e incluso futuro elector. Hasta creen. Piensan en verdad que los nuevos del gobierno del cambio; o son estúpidos o ya de menos tontos, por lo que insisten en su bajuna estrategia de lamebotas que tanto les ha redituado en el pasado. Con todo y etiqueta de traidores.

Para concluir sobre un tema ya de por sí inconcluso por su propia dinámica, no omito comentar que entre quienes nos dedicamos a esta tarea de analizar, comentar, informar y formar opinión, estamos a la espera de que por parte del área de Comunicación Social del gobierno del estado, nos den señales consistentes y contundentes sobre lo que Rutilio Escandón tiene pensado hacer para comunicarse con la sociedad chiapaneca. Sabemos y se ha repetido hasta la saciedad, que en efecto estamos en la etapa de la Austeridad Republicana, pero ello no quiere decir o no implica en sí, que se tengan que recortar recursos en esta materia. Sí es entonces, que los gastos superfluos y suntuarios como los altos sueldos y privilegios de la alta burocracia y otros temas, dejen de gravitar en las finanzas estatales. Pero de ahí a que se quiera esgrimir que no hay recursos para comunicar, informar, rendir cuentas y transparentar las acciones de gobierno y el gasto en general, es otro asunto. Y es de esperar que ya se acabaron los pagos millonarios de publicidad gubernamental en pocos medios y también ponerle fin al tráfico de influencias. Ya no más vehículos oficiales para periodistas ni pago con concesiones para la compra de silencios cómplices. Esperemos pues, para bien de todos; gobierno, medios, periodistas y sobre todo de una sociedad informada, que en breve el gobierno de Rutilio nos diga su plan en este trascendental tema de los gobiernos de la 4T que se precian de democráticos con plena libertad de expresión. Así entonces; Política de  medios ¿sin medios? Me queda claro.

Ya de salida

En la entrega de ayer me refería al tema de la creación de nuevos partidos, tanto en el orden nacional como en la entidad. En esta argumenté, que los partidos ante la nueva realidad política del país ya no representan nada en términos programáticos y citaba ya, sobre el fin de las ideologías. Sin embargo algunos políticos insisten en la recomposición o quizás pensar en la reinvención de los ya existentes como el PRI el PAN o el PRD. Pero otros en su obcecación ahora quieren conformar otros partidos que de lograrlo, fragmentarán aún más la endeble democracia partidaria y con ello, la posibilidad de construir verdaderos contrapesos en el país. Y en este entorno de obnubilaciones mentales y la falta de olfato de la realidad, ya hay quienes han empezado a generar la desbandada en los partidos. Así en lo local tenemos que Paco Rojas el más grande activo del PAN en Chiapas, acaba de anunciar su militancia de 32 años, al aseverar que su partido ya no representa las causas y los principios con los que el comulgó toda su vida. El galeno metido a político y en ambas tareas realmente exitoso, renuncia en el marco de un proceso interno de elección de su dirigencia estatal. Ahí en esa fotografía aparecen personajes que la verdad, son de menos impresentables para la ciudadanía chiapaneca y supongo para la propia militancia blanquiazul. Y como para corroborar la extinción anunciada de los partidos al menos como los conocemos, ahí tiene la llegada del senador golpeador de mujeres Noé Castañón, de quien dicho sea de paso no renunció al PRI sino que lo corrieron. Ahora su llegada al partido naranja de Dante Delgado lo hace ver de cuerpo entero; la traición es lo suyo. De la misma manera en estos momentos, el PRI estatal o lo que queda en manos de Julián Nazar, se dispone al relevo en las dirigencias municipales no sin antes advertirle a los traidores o los que ya no se asumen como priistas, sí a esos que dice él se enriquecieron bajo sus siglas a las que hoy defenestran, que no les permitirá metan las manos en el proceso. Y así por el estilo la vida desgraciada de los partidos políticos en México, sigue su curso inexorable rumbo a su desaparición. Al menos como se conocían antes de la Cuarta Transformación. Y como decían por ahí en los ochentas; sí los partidos en México no se hubieran creado, los hubiera inventado Walt Disney…// ¡Me queda claro! Salu2.

Asociación de Columnistas Chiapanecos A.C.

Acerca de admin

Verifica Tambíen

Sentencian al ‘JJ’ a 20 años de cárcel

La Fiscalía obtuvo de juez en el Estado de México sentencia condenatoria de 20 años …

A %d blogueros les gusta esto: