fbpx
Casa / Chiapas / LA DEBACLE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

LA DEBACLE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Í N D I C E . . .

+ PRI, PAN, PRD, en la ruina total…

+ PVEM, prostituido por el Güero Velasco…

+ Dirigente, pervertidos por JUAN y MANUEL…

                            Ruperto Portela Alvarado.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Martes 05 de Febrero de 2019. Cuando los mexicanos se dieron cuenta que los partidos políticos eran una excelente fuente de dinero y que en vez de hacer política con ellos, se convirtieron en empresarios electorales. De ahí partió la idea de hacer de los partidos una empresa familiar. Los ejemplos están a la vista y no hay porqué mencionarlos.

A nivel nacional las cosas se fueron deteriorando a medida que el PRI le vendió la Presidencia de la República al PAN, donde ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN se blindo a una presunta judicialización por sus actos de corrupción y abuso del poder, mientras el beneficiario fue VICENTE FOX QUESADA.

El PAN sucumbió al poder que aspiró por 61 años y desde entonces sobrevino la lucha interna entre los “pitufos liderzuelos” que se encarnizó durante el gobierno de FELIPE CALDERÓN y extralimitó con la candidatura de RICARDO ANAYA CORTÉS. Hoy es la cuarta o quinta fuerza política a nivel nacional y su desaparición está pendiente.

Por su parte el PRD dejó de ser una opción al nacer el Movimiento de Regeneración Nacional y la despedida de ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR del “Sol Azteca”. Sus trifulcas internas, la pulverización en más de 21 tribus que se disputaban el poder y la dirección, los dejaron fuera de cualquier competencia. Los Chuchos y los Democráticos, resultaron la peor ladilla del PRD con sus negociaciones, autoritarismo y corrupción. Hoy solo son historia.

Mientras el PAN y el PRD se debatían en la disputa por el poder interno y se regateaban los puestos de elección popular y la sumisión a los presidentes en turno, en el PRI se vanagloriaban de su regreso a la residencia de Los Pinos y Palacio Nacional. Su soberbia, distanciamiento con las bases sociales, los principios y estatutos del partido tricolor, llevó al hartazgo a los mexicanos, concediéndole el voto y el poder a MORENA y al ahora Presidente de la República, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

El PRI está en la antesala del panteón y, aunque el dinosaurio todavía patalea, sus días como maquinaria electoral, la aplanadora, el carro completo, están terminados. Es muy difícil que se levante y menos cuando el hartazgo de su soberbia, corrupción y autoritarismo llegó al seno de la mayoría de los mexicanos.

                   CHIAPAS Y EL FRAUDE DE LOS PARTIDOS…   

De hecho, en Chiapas el único partido que había existido fue el Revolucionario Institucional. Su fuerza nacional se hizo sentir en esta entidad donde el cacicazgo, la imposición y el dinero, dictaron las condiciones y los resultados electorales.

Pero, como nada es para siempre, la voluntad del Presidente ERNESTO ZEDILLO (1994-2000) se hizo notar para destituir al gobernador electo el 1 de julio de 1994, EDUARDO ROBLEDO RINCÓN y aplanar el piso para vender la gubernatura a PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA, un “renegado del PRI” que se vendió con los demás partidos para ganar la gubernatura en el año 2000.

Desde entonces, los gobernadores, empezando con PABLO SALAZAR, se dieron a la tarea de coartar la libertad e independencia de los partidos, convirtiéndolos en un “agencia de colocaciones” al servicio del Gobierno del Estado y el propio gobernador. El PRD y  el PAN tuvieron los dirigentes que SALAZAR les impuso y los cohechó y corrompió con migajas administrativas y electorales hasta reducirlos a la nada.

JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO aprendió de su patrocinador y maestro PABLO SALAZAR el juego perverso de imponer y comprar a los dirigentes de los partidos políticos. Tuvo a sus “amigos”“corifeos” y “testaferros” al frente del PRD a ALEJANDRO“La Lola-Chaquiste” GAMBOA LÓPEZ y JOSÉ ÁNGEL CORDOVA TOLEDO  y a CARLOS PALOMEQUE ARCHILA en el PAN, con los que hizo negocios turbios en la elección de candidatos.

Y como era fácil venderse y acceder a los caprichos de SABINES por un puñado de monedas, los dirigentes fueron abandonando al partido y sus militantes; pues lo que dijera el gobernador tenía que hacerse, inclusive, con la participación del PRI en términos electorales, en un inaudito resultado fraudulento, en las elecciones del 2009, en la “Operación 4X3”, repartió las doce diputaciones federales en partes iguales al PRI, PAN y PRD.

Esos son los antecedentes de los partidos políticos que se convirtieron en negocios particulares y de grupos al amparo del gobierno del Estado y los caprichos de cada uno de los gobernadores en turno. El PRI no fue la excepción y sucumbió a los“cantos de las sirenas” y el dinero fácil, aparte de las millonarias prerrogativas que otorgaba a los partidos el IFE y el IEPC-Chiapas.

Con esas dos administraciones de PABLO SALAZAR y JUAN SABINES GUERRERO, los partidos políticos se fueron a la debacle y hoy son “cadáveres a punto de sepultar”.  El PRD con CÉSAR ESPINOSA MORALES, es el ejemplo de la vendimia, sumisión y corrupción; misma actitud que tiene el partido en la antesala de su expiración. El PAN en Chiapas no tiene salida y “es un pobre esqueleto que a mí mismo me da horror”, como dice el tango. No tiene dirección ni dirigente cuando la última que presidió JANNETT OVANDO ARREAZOLA, lo dejó para el arrastre. Y, como corolario, hasta el “inmaculado” PACO ROJAS y “su papá también”, VALDEMAR ROJAS LÓPEZ, han optado por renunciar al partido. 

                   PRI Y VERDE, SEPULTADOS POR EL GÜERO…

Desde el año 2001 cuando MANUEL VELASCO COELLO inició en la política y por su alianza con PABLO SALAZAR logró su primer escaño como diputado local plurinominal con las siglas del Verde Ecologista, la franquicia propiedad del “Niño Muerde”y la familia GONZÁLEZ–TORRES MARTÍNEZ, le dieron su “Patente de Corzo”.

VELASCO COELLO usufructuó las siglas del PVEM desde sus 18 años siendo diputado local plurinominal, diputado federal plurinominal, senador de la república y gobernador del estado, en alianza con el PRI. Sumó 18 años consecutivos como representante popular y le puso color a todo el Estado de Chiapas. Hoy es senador con licencia y fue gobernador interino de sí mismo.

La locura por el poder dislocó la carrera política del GÜERO VELASCO y en su afán de consolidar al partido Verde Ecologista pintó de ese color hasta los pretiles de las calles y los edificios públicos. Impuso candidatos con militancia del PRI a su partido Verde en zonas indígenas, lo que provocó el enfrentamiento y muertos por motivos postelectorales, que todavía persisten.

En las elecciones intermedias del 2015, VELASCO COELLO impuso su criterio y avasalló al órgano electoral para ganar diputaciones federales, locales y presidencias municipales “a horca y cuchillo”; y  también dinero.  Eso provocó la confrontación política, económica y social en los municipios, principalmente del norte y Altos que representan a las diversas etnias del Estado. Solo su criterio y dinero público imperó, llevando a la nada a los partidos políticos.

La elección del 2018 fue pervertida totalmente por el gobernador MANUEL VELASCO COELLO, sometiendo a una dinámica de descontrol político y económico al Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC), obligando a su Consejero Presidente, OSWALDO CHACÓN ROJAS a ampararse ante una decisión unilateral de recortarle los recursos ya aprobados por el Congreso del Estado.

En esa actitud perversa participaron los dirigentes de los partidos políticos afines al gobierno verde como ENOC HERNÁNDEZ CRUZ, de “Podemos Mover a Chiapas”; MIGUEL ÁNGEL CÓRDOVA OCHOA, de “Chiapas Unido” y el mismo EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NÚÑEZ que entonces jefaturaba al Partido Verde Ecologista. Solo que el objetivo de MANUEL VELASCO era otro; desviar la atención y apoyar al “Peje-Partido” y su candidato ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, con quien presuntamente hizo negociaciones millonarias para imponer de candidatos a senadores a EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR y SASIL DORA LUZ DE LEÓN VILLAR. Así también otros incondicionales testaferros en las diputaciones federales.

En tanto, el PRI en Chiapas es un dinosaurio moribundo en manos de un ignorante, farsante, simulador, cínico y corrupto como lo es JULIÁN NAZAR MORALES, el famoso “Talibán”, quien en su descaro se atreve a señalar a “los que se han servido del PRI y se han enriquecido, ahora se olvidan”. El “Matatigre” es un “Bocafloja” que bien sabe que él es uno de esos que se enriquecieron al amparo del PRI y que bajo el manto de la corrupción ha navegado desde que fue chofer del líder campesino, GERMAN JIMÉNEZ GÓMEZ.

Así que en Chiapas como a nivel nacional, los partidos dejaron de ser opción política o una estructura para construir democracia y están en vías de extinción porque, ya no representan nada para los mexicanos votantes…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Acerca de admin

Verifica Tambíen

Entregan en la UNACH medallas a jóvenes destacados de la Olimpiada Chiapaneca de Física

La Olimpiada Chiapaneca de Física (OChF), organizada por la Facultad de Ciencias en  Física y …

A %d blogueros les gusta esto: