fbpx
Casa / Ruperto Portela Alvardao / Chiapas, “el negocio de manifestarse”

Chiapas, “el negocio de manifestarse”

que gobiernos del orden federal, estatales y municipales se muestren condescendientes, débiles y muchas veces anodinos para dejar pasar y hacer a los delincuentes y omisos al imponer el “Imperio de la Ley”, ha llevado al país y en el caso de Chiapas a un desorden peligroso del tejido social.

         Los ejemplos en el histórico reciente son muchos y el caso de los maestros de la “Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación” de Michoacán (¿?) es el más connotado en estos nuevos tiempos del gobierno de la“austeridad republicana”“el combate a la corrupción” “la lucha contra el huachicoleo”. No puede ni debe tolerar la administración federal de LÓPEZ OBRADOR y el estatal de SILVANO AUREOLES CONEJO, “que unos cuantos obstruyan las vías del tren” en una demanda de sus derechos, infringiendo los derechos de terceros.

         Soy  de la idea del diálogo, pero a la par, del desalojo inmediato de los manifestantes para proteger la propiedad privada, el derecho de tránsito y los derechos de los propietarios de la compañía ferroviaria. Los maestros están en todo su derecho de exigir el pago a sus actividades educativas que el gobierno irresponsable (federal y estatal) les adeuda y que para eso se destinaron en primera emisión 200 millones de pesos de los 600 millones que exigen los mentores de la virulenta CNTE.

         A los maestros de Michoacán ya les pagaron –una parte—y con eso los incentivaron a proseguir su protesta hasta sacar el mayor provecho posible de su manifestación. Desde hace mucho el gobierno (llámese de FOX, CALDERÓN y/o de PEÑA NIETO) les enseñaron que esa es la forma de obtener dinero, prebendas y recursos fáciles.

                            CHIAPAS, SOLUCIONES CON DINERO…  

         La estrategia de movilizarse, provocar el caos, violentar las instituciones; cerrar calles, tomar carreteras y casetas de cobro para obtener recursos, fue la enseñanza que dejó los sectores –maestros, indígenas, campesinos, organizaciones sociales–  el ex gobernador JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y que “como buen heredero y protegido”, MANUEL VELASCO COELLO, siguió con esa fórmula de “apagar fuegos con dinero”.

         Para SABINES no había medida en “términos de tranquilidad social” si para eso había que pagar millones de pesos a los indígenas que utilizaba como folclor y “carne de cañón”. De eso se dieron cuenta los habitantes de los pueblos originarios y también los MOCRI (Movimiento Campesino Regional Indígena); los CNPA (Coordinadora Nacional Plan de Ayala), por solo mencionar unos cuantos de los más de trescientos grupos sociales de este tipo.

         Con los maestros de la CNTE, SABINES GUERRERO tuvo una cordial relación de tranquilidad-millonarias aportaciones económicas o en especie. Los dejó invadir terrenos públicos y privados e inclusive los utilizó como brazo ejecutor en sus perversos actos de gobierno, como aquellos en contra del entonces Secretario de Salud y el delegado del Centro SCT en Chiapas.

         En esas mismas circunstancias actuó MANUEL VELASCO COELLO en aras de su inexperiencia, inutilidad y falta de autoridad para gobernar el Estado de Chiapas. Solventó a los MOCRI y le dio alas a los indígenas que en las elecciones del 2015 y 2018, utilizó para sus perversas conveniencias trasmutando candidatos ganadores del PRI al Verde Ecologista, dejando una estela de violencia y muerte en municipios como Oxchuc, Chenalhó, San Juan Chamula, Tila, Simojovel, Yajalón, El Bosque y últimamente en Amatan, donde fueron asesinados dos dirigentes regionales del MOCRI que llevó al alcalde a renunciar al cargo.

         El asunto es que las herencias malditas –que no se circunscriben a funcionarios transexenales—sino a los métodos de mantener en calma a la entidad, que de hecho no se ha conseguido, las ha retomado o dejado sentir el nuevo gobierno de MORENA que encabeza el “Carranqueño Perfumado”, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS. Porque a solo 65 días de gobierno, el RUTILANTE no ha podido con el paquete y su ineptitud ha aflorado.

         El “beneficio de la duda” que se le había concedido a partir del 1 de diciembre de 2018 en que inicio su administración, a RUTILIO ESCANDÓN se le ha retirado, porque no se le ve, por ningún lado, que el suyo vaya a ser un gobierno diferente al de JUAN SABINES y mucho menos de MANUEL VELASCO, a quien sirvió desde el Tribunal Superior de Justicia, saliendo muy desprestigiado y señalado de corrupción.

         Solo un dato. La movilización de los habitantes de Simojovel y Yajalón que tomaron el puente “Belisario Domínguez” de Chiapa de Corzo-Tuxtla Gutiérrez, se pudo revolver en el mismo lugar del problema; lo tuvieron que solucionar en esta capital con un supuesto millonario pago que incentiva más a los descontentos para seguir con sus fechorías.

         Nadie se explica cómo es que hay dinero millonario para detener conflictos activados en Tuxtla y municipios aledaños y no para pagarles a los maestros interinos a los que se les debe su salario desde 2014 y 2017, inclusive. Esas son las enseñanzas, motivaciones e incentivos para que las movilizaciones, vandalismo, obstrucción de carreteras y toma de casetas de peaje, continúen; así como el vandalismo y chantaje de los maestros de la CNTE Sección VII y el Bloque Democrático Sección 40, a los que el gobierno de SABINES y el GÜERO VELASCO solventaron con millones de pesos para resolver un conflicto imaginario que todavía no se soluciona del todo.

                            COMENTARIOS AL MARGEN…

                            LAS INCONGRUENCIAS DEL IMSS…

         Las denuncias en contra del Sistema Nacional de Salud en México, son, además de reiterativas, consecuentes con la irresponsabilidad de los directivos, de los médicos y de la mayoría de los trabajadores que en él se desempeñan.¿Quién de todas las instituciones –IMSS, ISSSTE, Salubridad y Asistencia—lleva la delantera en los malos y pésimos servicios?. Ni a quien irle.

         Pero hoy  me queda la sensación de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es el que más denuncias de ineptitud e incapacidad tiene para atender a sus derechohabientes, sin menospreciar lo que el Instituto de Servicios y Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), las clínicas y hospitales de Salubridad y Asistencia hacen en contra de quienes tienen la necesidad de acudir a sus servicios.

         Viene el tema porque la semana pasada, me di cuenta de la falta de sentido común de los médicos de la clínica de medicina familiar de Alvarado, Veracruz, para atender una urgencia como fue la de dos niños quemados al incendiarse una vivienda en la colonia “El Platanar”.

El accidente –si así se puede llamar— sucedió aproximadamente a las6:30 de la mañana en que se incendiaron unas cortinas y se expandió las llamas por toda la casa. Fue hasta las 8:00 horas que los dos niños fueron atendidos y llevados a la clínica del Seguro Social en Alvarado. De ahí, al medio día, se les autorizó el traslado a la clínica con especialidades de Lerdo de Tejada (a unos 30 kilómetros de distancia) y luego los remitieron al hospital del Puerto de Veracruz. ¿Por qué así y esa pérdida de tiempo? Porque así es el protocolo de atención médica, dijeron.

Claro que es falta de sentido común porque a los dos niños –de los que uno ya había muerto a dos días del suceso— los atendieron dos horas después en la clínica de Alvarado, los mandaron a Lerdo de Tejada al medio día y de regreso a Veracruz, haciendo un recorrido primero de 30 kilómetros (media hora), otro de 100 kilómetros (una hora y media), que fue tiempo perdido para la atención de urgencia de dos niños con quemaduras de tercero o cuarto grado.

El ejemplo es trágico por la negligencia de los médicos de la clínica de Alvarado que pudieron obviar el protocolo de llevarlos primero a Lerdo de Tejada y luego regresarlos a Veracruz Puerto, que no solo pusieron en peligro sus vidas, sino que las perdieron. En razón de eso, se debe revisar la tramitología y los protocolos para que en casos como este y muchos de urgencia médica, el pase y traslado de los pacientes sea directo al hospital del Puerto de Veracruz.

Luego entonces, la irresponsabilidad del personal médico –en este caso de la clínica de Alvarado, pero frecuente en toda la República Mexicana, incluyendo la delegación Chiapas— es la culpable de esta falta de atención que provocó la muerte de un niño o quizá ya de los dos a estas fechas. Por eso,“este yo acuso” en contra de los médicos que no usan ni tienen “sentido común” en una emergencia como esta…

Acerca de admin

Verifica Tambíen

Sentencian al ‘JJ’ a 20 años de cárcel

La Fiscalía obtuvo de juez en el Estado de México sentencia condenatoria de 20 años …

A %d blogueros les gusta esto: