fbpx
Casa / Ruperto Portela Alvardao / Menos días, señor gobernador

Menos días, señor gobernador

SE AGOTA EL PODER; SUBE LA PROTESTA…

         “Menos días Señor Gobernador”, le dice su secretario al mandatario chiapaneco cuando le faltan cuatro semanas o exactamente 31 día para que entregue los bártulos del poder. Entonces el titular del Poder Ejecutivo le dice a su Secretario de Hacienda  cuánto queda en las arcas públicas, y este le dice una cantidad determinada.

         –Entonces manda a remodelar todas las cárceles del Estado.

         Sorprendido el subalterno le dice: ¡Cómo Señor!. ¿No sería mejor invertir en escuelas y hospitales?

         –No seas pendejo, ¿crees que cuando salgamos de aquí vamos a ir a una escuela o un hospital?.

         Bueno, este es solo un mal chiste que no le hace mucha gracia ni al gobernador MANUEL VELASCO COELLO ni a los tres titulares de la Secretaría de Hacienda, los cinco Secretarios de Educación; los cuatro de la Secretaría del Campo; los cuatro Secretarios de Gobierno y los tres gobernadores que ha tenido el Estado de Chiapas en este sexenio de corrupción e impunidad.

         Decía el maestro y ex gobernador de Chiapas, JAVIER LÓPEZ MORENO que “cuando el poder se agota, la voces en contra suben de tono”. Es cierto, pero en el sexenio de MANUEL VELASCO COELLO desde que el mismo inició y en la cúspide del poder, aun con un millón 300 mil votos, las manifestaciones en su  contra fueron persistente un día sí y otro también. Había días en que se le juntaban hasta tres marchas, mítines y plantones en el Parque Central, frente a Palacio de Gobierno, donde el GÜERO VELASCO nunca despachó.

         En la recta final como Gobernador Sustituto “de sí mismo” por una treta legaloide e infame, MANUEL VELASCO COELLO “ni se asusta ni se acongoja”; lo que pase en el Estado le vale madres. Él sigue en su burbuja de confort y acumulando riquezas mal habidas, mientras diversos sectores toman las calles en manifestación de descontento, hartazgo y desprecio a su persona y su gobierno; pero más por su impotencia de no poder hacer algo para que se castigue a  él y los depredadores del erario público y el abuso de poder.

                                      EL RECUENTO DE LOS DAÑOS…

         En este gobierno verde de imberbes los daños son múltiples y a diversos sectores, principalmente al de educación, salud, el campo y la economía, que ha incidido en un ínfimo índice de desarrollo humano, político, económico y social de Chiapas y los chiapanecos.

         Si bien el gobierno de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO derrochó miles de millones de pesos y endeudó las arcas del Estado, con MANUEL VELASCO COELLO se han desbordado los actos de corrupción, de caprichos y ocurrencia, –como el lienzo charro de casi 260 millones de pesos, la participación en la Plaza Ámbar de Tuxtla y la auto adjudicación de lo que era el Palacio Municipal de San Cristóbal de las Casas, por ejemplo—; así como el derroche de dinero en obras sin sustento social.

         De ahí viene que diversos sectores sociales como los empresarios se han inconformado por la falta de pagos a sus adeudos y en respuesta les han fincado responsabilidades judiciales e inclusive metieron a la cárcel al cabecilla, RAFAEL JIMÉNEZ ARÉCHAR y seis integrante más. Lo mismo sucedió en Tapachula cuando transportistas se manifestaban y detuvieron a dos de sus dirigentes.

         El mayor conflicto que provocó el gobierno inútil de MANUEL VELASCO COELLO fue a la educación. Primero se alió a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, CNTE, apoyando la elección y levantando la mano de ADELFO ALEJANDRO GÓMEZ ÁLVAREZ como Secretario General de la Sección VII del SNTE. Y para celebrar, los dirigentes de la CNTE indujeron el plantón de casi 82 días en 2013. Para el 2014 y años subsecuentes, la historia de“lucha contra la reforma educativa” provocó la ausencia de las aulas, marchas, bloqueos, cierre de carreteras y plantones que contribuyen al más bajo nivel educativo que se tenga en el país.

         Las cosas no cambiaron, sino que empeoraron con la ascensión de PEDRO GÓMEZ BAHAMACA en la dirigencia del SNTE-CNTE de la Sección VII. El movimiento se ha recrudecido y ahora por cualquier motivo, inclusive fuera de las demandas del magisterio, se manifiestan públicamente cerrando las principales entradas y salidas de las ciudades más importantes del Estado, como Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Catazajá, Comitán, Ciudad Cuauhtémoc, Comalapa, en la  frontera con Guatemala.

         El motivo de la protesta es que: “a un mes de la conclusión del gobierno de MANUEL VELASCO COELLO, prevalece la corrupción descarada, desvíos de recursos públicos y el desfalco de las arcas públicas”. Es una buena excusa,  pero me pregunto yo: ¿por qué si esta situación de frivolidad, derroche, corrupción e impunidad se observó desde el inicio de este gobierno verde de imberbes, no se manifestó antes el magisterio en este sentido de pedir cuantas claras, transparencia e inclusive la renuncia de MANUEL VELASCO COELLO?.

         No, este es un pretexto para manifestarse y continuar con el negocio de la movilización que a ADELFO ALEJANDRO GÓMEZ ÁLVAREZ y PEDRO GÓMEZ BAHAMACA, les ha redituado millonarios recursos para sus bolsillos. La autoridad debiera investigar en este sentido a estos falsos líderes que amenazan a los maestros si no participan o les otorgan canonjías para que les sigan en sus aventuras que no aportan nada a la educación de calidad.

         Estoy de acuerdo en la manifestación porque a esta que inició el lunes 5 de noviembre ha convocado a trabajadores del sector salud y la burocracia a la que MANUEL VELASCO COELLO le ha hecho mucho daño e inclusive robado sus derechos laborales y económicos que suman miles de millones de pesos.

Pero a 39 años de iniciado el movimiento magisterial, es justo que se haga uso de la inteligencia –utilizando otros métodos y estrategias– para presionar al gobierno que es el que tiene la culpa de las irregularidades en la administración de los recursos destinados a la educación y que los maestros tengan que recurrir a las movilizaciones de masas, que dicho de paso, no ha servido de nada y nadie les hace caso. Hay que cambiar las formas para llegar al fondo de la solución, de manera definitiva.

         BURÓCRATAS ENFADADOS CON MAVECO…        

         En la recta final de este gobierno que llegó con muchas expectativas y promesas de que “nada de caprichos y un gobierno de planeación que escucha y atiende”, la desilusión es enorme. Quienes más han sufrido el embate de una administración prepotente, impositiva, represiva, simuladora, cínica, corrupta e impune, son los mismos trabajadores al servicio del Gobierno del Estado de Chiapas.

         Desde el 24 de junio de 2013, cuando fue la elección del relevo de la dirigencia del sindicato de burócratas, MANUEL VELASCO COELLO, sus testaferros y dos que tres esquiroles, se plantearon desmantelar la organización sindical. Para eso utilizaron a las autoridades del Tribunal Burocrático y en específico quienes presidieron ese organismo de conciliación laboral institucional. Hasta ahora el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado, ¡no existe!.

         El proyecto fue disponer de los recursos que le corresponden al Sindicato y sus agremiados. Además, bloquear esa instancia defensora de los derechos de los burócratas para anular la posibilidad de detener las fechorías institucionales del GÜERO VELASCO y sus corifeos de la Hacienda del Estado; suspender el pago de retroactivo, la extinción del Seguro de Mutuo de Vida y el pago completo del aguinaldo correspondiente de este año fiscal 2018.

         En el sector salud las denuncias por irregularidades presupuestales van desde los 670 millones de pesos hasta los 2 mil 500 millones; la falta de instrumental médico, medicinas e implementos de curación. También los trabajadores del sector salud reclaman pagos atrasados y cumplimiento a sus derechos laborales.

         Los daños al erario públicos, el abuso de autoridad, la persecución a los demandantes de atención, falta de pago y cumplimiento de innumerables minutas firmadas, es extraordinario y fatal para las arcas públicas y mejores estadios de vida de los chiapanecos que hoy un 78 por ciento (más de 3 millones 500 mil habitantes) están en pobreza y pobreza extrema. Figura este gobierno entre los de menor índice de desarrollo económico y laboral, en las estadísticas nacionales.

         Y así podríamos seguir señalando las atrocidades por las que ha tenido que pasar la ciudadanía chiapaneca a manos de un imberbe que se dedicó a la frivolidad, a sus caprichos y ocurrencias, dejando que el Estado y los municipios se desmoronaran en todos sentidos. Aun con todo estos elementos de cargo en contra de MANUEL VELASCO COELLO y su runfla de testaferros cómplices, ¡no va a pasar nada!…   

Se acabó el  mecate… Y ES TODO…

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

El Imperio de la ley o ¿mano dura?.

CHIAPAS EN EL DESORDEN TOTAL… “Muchas gracias por tus referencias a mi gestión como Gobernador”, …

A %d blogueros les gusta esto: