fbpx
Casa / Alfonso Carbonel Chavez / Santa Lucía sí; Texcoco no.

Santa Lucía sí; Texcoco no.

Después de miles de horas de vuelo, el tema del nuevo aeropuerto finalmente tocó tierra. Con un aterrizaje forzoso, la nave de participación democrática ensayada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, insisto no sin ciertas turbulencias incluso financieras, la nave lopezobradorista de la Cuarta Transformación, aterrizó en la base aérea militar de Santa Lucía y no como muchos aseveraban aún en contra de lo comprometido en campaña, Andrés se decantaría por el NAIM de Texcoco, en un gesto de consideración para con los empresarios e inversionistas involucrados. Precisamente a los que por años el propio AMLO los consideró como parte de la mafia del poder y hoy…del no poder. Algo claro sí quedó establecido en este ejercicio de consulta ciudadana y que pese a sus detractores y críticos -me incluyo-, como bien refirió el presidente electo en su conferencia: con esta decisión ciudadana se pone un límite al poder económico del poder político. Qué lo entiendan y entiendan bien, las cosas ya cambiaron soltó categórico. Y la verdad sea dicha, con este tipo de decisiones colectivas y aún se hayan presentado algunas inconsistencias e inconvenientes como el de votar hasta cuatro veces, el ejercicio por inédito tenía sus propios riesgos. Se corrieron y aun así ganaron.

Porque también y sería bueno lo reflexionáramos con calma, que ahora la clase empresarial mexicana, sí la misma que por sexenios jamás levantó la mano o alzó la voz en favor de las mejores causas populares del país, se desgarren las vestiduras arguyendo el interés nacional que pondrían a México en el mapa de los países con uno de los aeropuertos más grandes y modernos del mundo. Lo que sí y jamás se les escuchó pero ni susurrar al oído del presidente Peña, que una obra de su magnitud de costo y de impacto social, ante las  prioridades que urgen al país con millones de pobres como de carencias, repensará mejor sí por ejemplo, valdría la pena rehabilitar, ampliar o modernizar aeropuertos como el de Toluca que opera a menos del 10 por ciento de su capacidad operativa o algunas otras alternativas menos onerosas y que además no conllevaran riesgos medioambientales al desecar un Lago como el de Texcoco. Impensable lo sé.

Y lo más cabrón si lo hubiera en el tema, es que el presidente Enrique Peña Nieto, por las razones que fueran e  imposibles de imaginar, salga a destiempo a defender con la timidez de un párvulo su obra sexenal y atine sólo, a balbucear que respetará la decisión del nuevo gobierno. Ah pero eso sí, como nunca el bombardeo mediático de las obras impulsadas por su gobierno destacan, precisamente, la del Nuevo Aeropuerto de Texcoco y así los Puertos marítimos, las Autopistas y etc. Así sus reformas estructurales lejos de un fracaso como se lo achacan los del nuevo gobierno, en su publicidad insisto, hacen ver que dejan un México en las mejores condiciones de su historia. Y ahí tampoco el gobierno que entrará el 1 de diciembre le regatea ningún logro. Es una mar de tersas contradicciones como tersa está resultando la transición.

Por lo pronto y como era de esperarse, los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) como los agremiados en la COPARMEX, ya salieron a declarar su abierta oposición a la decisión anunciada por Andrés Manuel de cancelar la construcción del NAIM y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía, advirtiendo que interpondrán recursos legales para echar atrás tal decisión. Por cierto señalan, decisión fundada en una consulta ilegal o carente de poder vinculatorio, amén que las pérdidas económicas que para el Estado Mexicano, calculan, serán multimillonarias. Por su parte el presidente electo en su conferencia de prensa, volvió a mencionar que los contratistas y empresarios no tienen nada de qué preocuparse porque serán los primeros beneficiados en los proyectos propuestos con el mismo volumen de obras. Los que no, dijo, serán liquidados conforma a la ley. En fin.

Como sea creo, esta telenovela que bien podría haberse intitulado “El derecho de nacer”…Naim o Sta. Lucía, como cual culebrón de Don Ernesto Alonso, ha llegado al final de su primera temporada…de patos je. Ahora la mirada debe dejarse de fijar en el cielo y ponerla a ras de tierra. Sí ahí donde los problemas terrenales valga la expresión, tienen que ver y ahí sí con millones de mexicanos quienes ni en el de Texcoco, ni de Santa lucía, ni en el Benito Juárez, ni Toluca, ni Acapulco, ni Oaxaca, ni en Chiapas mucho menos en el aeropuerto de Cancún, sus pies jamás aterrizarán. Sí en los caminos saca cosechas, en los puentes que cruzan caudalosos ríos; en clínicas y hospitales, en escuelas. Muy lejos también de los beneficios a corto plazo de refinerías, de trenes turísticos, de trenes bala; sí de carencia de seguridad y justicia; de empleos y medicinas. México es mucho más que un aeropuerto y ya es hora que lo entiendan unos y otros. México no termina ni empieza el 1 de diciembre. México es ayer, hoy y su futuro. No queramos volar si todavía ni siquiera empezamos a caminar. Al final; Santa Lucía sí, Texcoco no. Me queda claro.

Ya de salida (#3de3)

1.- Y como me alargué, aquí van unas cortas: Conforme el tiempo avanza su inexorable curso, las horas para Manuel Velasco se cuentan por granos de arena. Sin embargo y como una doble afrenta al pueblo chiapaneco, en estos últimos días en su encargo de gobernador-senador, se ha dedicado al ominoso corte de listón de obras diversas cuando en su tortuoso sexenio, se la pasó pateando el bote de la historia de Chiapas. Se zurró en lo que quiso. Valga enunciar la dignidad de millones de pobres que se sumaron en su periodo. Pero MAVECO ya no es noticia. Y tan no lo es que para propios y extraños ha quedado claro que el nuevo gobierno local como federal, le brindarán cobijo e impunidad amén que gozará con fuero. Y ahí como botones de muestra los conflictos en las universidades públicas y sus adeudos donde nadie sabe nadie supo,  en dónde quedaron millonarios recursos. Hace poco los burócratas reclamando incrementos salariales y prestaciones. Los policías que reciben cárcel ante sus demandas laborales. El estallamiento de un paro en el sector salud que evidencia la terrible corrupción en este sector. Y súmele. El daño, es cierto está hecho, pero Manuel ¡ya no es noticia!…// 2.- En tanto los hondureños migran por miles a territorio chiapaneco, en el congreso local, parece viven otra realidad y no es necesariamente la de la cuarta transformación. Lo que ha quedado evidenciado, que son contados las y los diputados que tienen cierta noción de cuál es su función. Su responsabilidad histórica. Lo que sí hemos presenciado es a un joven pendenciero del Verde que transmutó al PT y decidió por “convicción” (ajá) pasarse a las filas de Morena. Así como niño con silla nueva, le tira mierda a todo lo que se le ponga enfrente. Su nombre es Juan Camacho, personaje que destaca por ser el primo hermano del Manuel Velasco y ahora se presenta como adalid de la democracia y las causas justas de Chiapas. Y lo mismo cuestiona acremente que Emilio Salazar del verde haya sido designado como presidente de la comisión de hacienda, que fustiga a sus pares morenos de actuar bajo consigna. En fin que Juanito es un chivo en cristalería y más le valiera como dice Amlov, se serenara. Está bien el ímpetu juvenil pero para tener calidad moral de alzar la voz, hay que tener el bagaje necesario para que lo dicho tenga peso. Lo demás es mero protagonismo. Bravuconadas…// 3.- Y hablando del tema salud, resulta que de nueva cuenta pero ahora en su calidad de dirigente sindical, la famosa “Chusita” de la sección 50 del Sindicato de Salud y sus huestes, anuncian un paro de labores por las mismas causas que hace un año poco más, llevaron a un grupo de enfermeras a lanzarse a la huelga de hambre llegándose a coser los labios. Las demandas siguen siendo las mismas pero agravadas en sus montos. En este sector y lo saben todos como la Boa, ha sido un robo en despoblado. No hay medicamentos, se les deben préstamos y rembolsos de seguros. No se han pagado aportaciones al fondo de vivienda y cuotas sindicales. En qué va a parar esta nueva movilización, la verdad no lo sé. Las opciones son variadas y van desde ofrecerles órdenes de aprehensión por delitos de sedición, motín o disolución social, hasta quizás les hagan firmar una minuta que por el tiempo que le queda a este gobierno, quedará como otros temas de herencia al nuevo gobierno. Lo más seguro…// ¡Me queda claro! Salu2.

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

Dos presidentes dos

Pues ayer, ante la mirada atónita o tal vez no tanto, millones de mexicanos presenciamos …

A %d blogueros les gusta esto: