fbpx
Casa / Columnas / El papel que juega Velasco en el país.

El papel que juega Velasco en el país.

La crítica, de que se trata de una burla, una acción ilegal y demás contra Manuel Velasco Coello, es solo visto como un punto de vista ciudadano; es una perspectiva social que tiene su razón de ser, porque son los directamente afectados por el olvido en que tiene el mandatario hacia el pueblo.

         Lo cierto, es que Manuel Velasco, aunque en su mente, pueda estar gestando ya una acción para poder seguir su paso por el poder, y llegar así a gobernar el país posterior a López Obrador, esto no sucederá, al menos no por ahora.

         En un sistema político como México, las reglas dictan otras cosas, hay un bloque aún conservador y otros nacionalistas, pero también los liberales, todos están unidos dentro y fuera del grupo Atlacomulco, es el poder, donde el pueblo nada tiene que hacer y decir.

         Manuel Velasco, es el hombre del poder por el momento, pero no manda en realidad él, podría pensarse que está por encima de todos los gobernadores y es correcto, le obedecen y le sirven incluso; tiene el mando para poder decidir sobre López Obrador que aún no entra y de Peña Nieto que está más afuera que cualquiera.

         Sin embargo, la lectura que señala los de Atlacomulco; en realidad el gobernador de Chiapas, es la persona que está siendo utilizada en este momento, así como en los pueblos existe un jerarca, un pastor, un líder que decide lo que va a pasar con las nuevas generaciones y la actualidad.

         Andrés Manuel, quien no ganó por un hartazgo social, sino por la decisión del poder político, que va desde la compra de votos, la ignorancia ciudadana, la manipulación mediática y demás, solo está siendo Velasco obligado por el verdadero poder, para cumplir con los compromisos asumidos.

         En la política solo hay traiciones cuando los intereses no son los mismos, en este caso, se teje un proceso distinto y a modo de los intereses que corresponde solo al poder, subrayo, sin tomar en cuenta a la ciudadanía, que tendrá solo una respuesta de rebote a sus particulares intensiones.

         La estrategia geopolítica y geo estratégico del presidente de México entrante, será el de hipotecar al país; su versión es otra, una que es digerible para los que no están dentro del nivel referencial; no hay que olvidar que los pactos se cumplen, tampoco se discuten, juegan un papel importante la Iglesia católica, la francmasonería (nivel 3, al clásico), la élite del Ejército.

         En caso de que Manuel Velasco decidiera no acatar las instrucciones, sería ocupado por otro y el problema es que esto no se detiene, se cumple y punto, sobre el camino aparecen asuntos complicados y se resuelven de dos maneras, a la mala o la buena; pero se resuelve.

         Un ejemplo los 43 jóvenes, para el gobierno es asunto resuelto, sea la forma que sea, ya no son un problema para las autoridades, AMLO no resolverá nada, porque es lo mismo, el que llegara a ocupar la presidencia, haría lo que está proponiendo ahora el tabasqueño y lo mismo en los estados.

         Existe un documento que se denomina “Plan de gobierno” y luego se enmarca si es sexenal o trienio, más el lugar de origen, un plan bien trazado por la cúpula; lo que aparece ahí, se realiza en un 40 por ciento, el resto, lo vienen haciendo los siguientes gobernantes, porque es el trabajo generado desde los altos niveles de la política.

         Velasco Coello, solo es una pieza política, no es quien manda, solo obedece, aún en contra de quien sea, tiene que obedecer; esto no justifica su mala administración, por el contrario; aunque si es reprochable que, por encima de todos, haya hecho un despilfarro y un problema mayúsculo en el estado.

         La solución es que esa ceguera ciudadana sobre la política internacional continúe, porque desde ahí se trabaja para bajarla a los países y de estos a sus respectivos estados y municipios, si así se quiere o determina, en la política no hay principios, solo intereses de todos para todos y de todos contra todos.

         Sin embargo, el factor externo y mediático juega un papel fuerte, un ejemplo son las organizaciones, entre ellas la CNTE que se vuelca ahora contra AMLO, a pesar de que fue un impulsor de su llegada al poder, sería sí, lamentable que Obrador no terminara su gobierno y peor aún, que no cumpliera con sus promesas.

         Porque el cambio prometido, no solo es para la clase social, lo es también para la clase política, hay ese compromiso pues de la palabra empeñada y un pensamiento mágico, que tiene que atenderse como corresponde de parte de todos los integrantes, no es necesario etiquetar a un partido político, es cimentar la idea de la élite del poder.

         Entonces, como mero ejemplo, a quien le interesa ese tren para la zona Maya, si los chiapanecos no lo usarán, a quien le importa generar turismo si los indígenas no serán promotores ni tendrán nada para su desarrollo integral, desde luego que otro grupo de empresarios nacionales e internacionales, que como siempre se apoderarán de esta región, lo mismo que las Zonas Económicas Especiales, se acabará la vida de los indígenas, pero ojo, estos se han reproducido a más no poder, no será tarea fácil para el gobierno y sus intereses.

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

Exposición “Máscaras y rostros de Chiapas”

El 16 de noviembre se inaugurará la exposición “Máscaras y rostros de Chiapas: símbolos y …

A %d blogueros les gusta esto: