fbpx
Casa / San Cristóbal de Las Casas / Rutilio para coronar reinas de feria

Rutilio para coronar reinas de feria

¡No más politiquería!”, dijo Andrés Manuel López Obrador, pero tal parece que en Chiapas sus palabras no se escucharon.  El gobernador electo Rutilio Escandón Cruz Cadenas le agarró gusto a la concentración de multitudes. Sigue de gira por Chiapas replicando lo que nos recetó un sexenio completo Manuel Velasco Coello. Para eso se pinta solo el senador electo Eduardo Ramírez Aguilar, ex líder del PVEM, quien así mantenía entretenido al Güero Velasco mientras él y Leticia Coello Pedrero se despachaban con la cuchara grande. Veo a Rutilio Escandón Cruz Cadenas coronando reinas, como hicieron con el Gral. Absalón Castellanos Domínguez, mientras otros movían los hilos del poder en Chiapas. Así lo hicieron con Absalón Castellanos Domínguez; así lo hicieron con Manuel Velasco Coello; y así lo quieren hacer con Rutilio Escandón Cruz Cadenas.
Al final de cuentas el ‘seis de seis’ le funcionó a AMLO en Chiapas. Fue una consigna que sus seguidores acataron al pie de la letra, incluso a ciegas.
Millares de ciudadanos no saben ni por quién o quienes votaron, excepto el candidato del MORENA a la presidencia de México: Andres Manuel López Obrador, El Peje. El resto, de arriba para abajo, fue un votó a ciegas: senadores y diputados federales en todo el país, y en nueve entidades con elecciones locales concurrentes: gobernador, Congreso local y Alcaldías.
Es el caso de Chiapas.
El hombre que durante 18 años recorrió México despotricando contra el stablishment, el partido gobernante, el sistema de partidos, y la llamada ‘mafia del poder’ (donde no solo incluye a la clase política gobernante). Fue la bandera de AMLO: la ineficiencia de quienes hacen gobierno y la altísima corrupción, en la que también incluye a empresarios y a líderes sindicales. Y vaya que rindió sus frutos: más de 32 millones de ciudadanos sufragaron por AMLO.
Pero algunos de la llamada ‘mafia del poder’ se subieron al tren de López Obrador cuando éste estaba en lo más alto de su ruta por la presidencia de México.
Lopez Obrador debe tener presente que luego le puede venir el pago de factura, como pasó a Luis Ignacio Lula Da Silva en Brasil. Caro pagó el ex presidente Lula ceder tanto espacio a quienes dijo combatir. AMLO por igual. En Chiapas por lo menos, se alió con lo más oscuro de personajes, incluyendo al propio MaVeCo, a quienes algunos analistas políticos ven como el ‘factótum’ político para el ascenso de Andrés Manuel López Obrador a la silla del águila.
En la boca del lobo
Es una inocentada o de plano MORENA pretende seguir haciendo a un lado a la verdadera militancia de izquierda. A los que -se dice de manera coloquial- sudaron la camiseta. Porque la comida que unos cuantos ‘Morenosos’ organizaron a Ismael Brito Mazariegos en San Cristóbal de Las Casas deja mucho que desear y mucho más que comentar. Lo invitaron a comer los clásicos buscachamba; los que a última hora dieron el chapulinazo y se habían repartido regidurías y hasta la candidatura en una presunta planilla por la presidencia municipal coleta. Al final la intentona no fructificó y todos ellos se quedaron como el chinito del chiste: milando-milando.
Por eso, desde este espacio editorial advertimos: Ismael Brito Mazariegos se fue a meter a la boca del lobo, en San Cristóbal de Las Casas. Aunque quién ni se inmuta ni se acongoja es la alcaldesa electa de San Cristóbal de Las Casas, Jerónima Toledo Villalobos. Simplemente no asistió a la encerrona, dónde sabe a la perfección están quienes quieren tomar por asalto la nueva administración municipal. Para eso se pintan solos Juan Carlos Flores Santiago, ex director de SAPAM, y ex contador general del IEPC, y su esposa Guadalupe Ramírez, directora del Registro Civil, ambos padres de Viridians, una joven de 21 años asesinada en San Cristóbal de Las Casas en 2013. Y el priista Lester López Martínez, ex regidor leal a Mariano Alberto Diaz Ochoa. Todo pues un asalto planificado a la cúpula municipal del MORENA, pero más aún para buscar acomodo en el nuevo Ayuntamiento. La ‘mano peluda’ es la de José Luis Lobato, quien se cuido muy bien de no salir en la foto. Así es su estilo: ópera tras bambalinas, para catapultar a su esposa, la ex alcaldesa coleta Cecilia Flores Pérez, con muy malos resultados en su administración, y cuyo nombre ya se quemó al pretender ocupar un cargo de alto vuelo en el Ayuntaniento. No son servidores públicos con vocación de servicio. Pretenden cargos justo ahí donde se mueven los dinero publicos, la Oficialia Mayor y la Tesorería. Nadita…
Revista Jovel.Sclc

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

Capacitan a Red de Voluntarios de sobre separación de basura

Se encargarán de reproducir esta información en barrios, colonias, empresas e instituciones educativas de San …

A %d blogueros les gusta esto: