fbpx
Casa / Política / Gobernabilidad en Chiapas en riesgo

Gobernabilidad en Chiapas en riesgo

A Rutilio Escandón Cruz Cadenas le costará mucho mantener la gobernabilidad en
Chiapas. Obtuvo poco más de 600 mil votos, equivalente al 39. 26% del electorado. El PVEM se adjudicó más de 500 mil, equivalente
al 22.54%; el PRI-Panal 20.18; el PAN-PRD-PMC el 9.39; y el candidato independiente 2.66% del total de sufragios
emitidos el domingo 1 de julio.
EL 32% DEL ELECTORADO NO SUFRAGÓ
Otra cosa fue el triunfo de Manuel Velasco Coello en el 2012, con más de millón 200 mil votos. Eso le dio cierta holgura para mantener la gobernabilidad, de
manera autoritaria no democrática. Por ello, en el sexenio que está por fenecer, la estabilidad política fue muy volátil y sujeta con alfileres. Los chiapanecos vivimos seis años de permanente desencuentro social. Eso provocó recurrentes bloqueos carreteros, crímenes políticos, y frecuentes protestas sociales.
Por ello, Rutilio Escandón Cruz Cadenas no la tiene nada fácil. La gobernabilidad democrática se logra en base de pactos y alianzas con los diversos actores y
sectores de la sociedad civil; pero también con el respeto irrestricto de las leyes y las instituciones. Así se regula y norma las
relaciones entre ciudadanos y Gobierno.
Una cosa es que el triunfo de Rutilio Escandón Cruz Cadenas haya sido inobjetable (‘haiga sido como haiga sido’) y otra muy distinta es cómo logrará los consensos necesarios para ejercer el poder.
Es decir, el gobernador electo del MORENA tiene frente a si dos opciones: negocia con los otros actores políticos perdedores en las elecciones, para establecer un co-Gobierno en Chiapas o se sostiene en el cargo apoyado por la
fuerza de las bayonetas, lo que sin duda provocaría un baño de sangre y mayor ingobernabilidad.
Esto, además del crimen organizado,
el narcotráfico y la inseguridad propia de las condiciones de desigualdad, hacinamiento en las principales zonas urbanas, desempleo y falta de oportunidades para amplísimos sectores sociales, que no tienen más opción que migrar, primero del campo a la ciudad y de la ciudad a otros estados de la República mexicana y a los Estados Unidos.
CONCERTACIÓN O REPRESIÓN
Será harto difícil para Rutilio Escandón Cruz Cadenas mantener la gobernabilidad, sino impulsa desde ya un diálogo democrático con los ‘otros
actores políticos’, académicos y organizaciones de la sociedad civil , para ofrecer seguridad ciudadana y respuesta a
múltiples reclamos.
Es decir, no basta con ganar una contienda para gobernar Chiapas, más aún hoy, con los indicadores de pobreza y marginación y endeudamiento que hereda de Manuel Velasco Coello.
Rutilio Escandón Cruz Cadenas no tiene una perspectiva integral de Chiapas, y tampoco tiene el liderazgo que sí tiene Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Lo ha demostrado desde antes que se ciña al pecho la banda presidencial y comience a ejercer el Gobierno de la República. Rutilio no ha dado ni un paso en ese sentido. Ni en la práctica política ni en la integración de
un gabinete plural, que asimile actores
de los ex candidatos y partidos que perdieron la elección.
La violencia e inseguridad ciudadana han adquirido índices preocupantes, por más que la administración que se va compre certificados donde se sostenga lo contrario. Que Chiapas es un estado seguro.
Rutilio Escandón Cruz Cadenas tiene que institucionalizar el diálogo y la concertación si no quiere que Chiapas se incendie. Este diálogo y búsqueda de consenso se daría entre los tres niveles de Gobierno: nacional, estatal y municipal, entre partidos políticos, académicos, y sectores organizados de la sociedad civil. Los pactos de largo, mediano y corto plazo que resulten de esta búsqueda de consensos es lo que le dará la legitimidad que no obtuvo en las urnas. Caso contrario, veremos, una vez más, un gobierno fallido que lo único que generará será mayor desencuentro social, violencia e ingobernabilidad.
Claro, ese parece ser un escenario deseable para quienes ven en la administración pública una oportunidad para
el hurto y la rapiña. Lo hemos vivido en los últimos tres sexenios. A mayor
presupuesto federal para Chiapas, mayor índice de pobreza y marginación.
Los únicos beneficiarios han sido los gobernantes, el llamado círculo dorado,
compadres y amigos, y familiares.
Y eso no puede continuar así.
Se debe propiciar un ‘Acuerdo Estatal’ como un espacio de diálogo y construcción de consensos entre el Gobierno electo y las organizaciones políticas y sociales. Solo así se coadyuvará a la
gobernabilidad democrática en Chiapas. Recuerde lo leyó en su Diario Ultimátum.

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

Senado listo para cancelar reforma educativa: ERA

Se espera el consenso de todas las fuerzas para aprobar la iniciativa del presidente de …

A %d blogueros les gusta esto: