fbpx
Casa / México / El restaurante El Taquito, testigo de la vida cultural y política de México por más de 100 años

El restaurante El Taquito, testigo de la vida cultural y política de México por más de 100 años

Ciudad de México, 15 JUL.-Rafael Guillén Hernández uno de Los herederos de la dinastía Guillén fundadora del restaurante El Taquito y autor del libro que documenta la historia del lugar que ha cumplido ya sus primeros 100 años de vida, está de acuerdo en el popular dicho que reza que los tres actos fundamentales del hombre son tener un hijo, sembrar un árbol y escribir un libro. Pero acota con ironía que “lo difícil siempre ha sido criar ese hijo, preservar el árbol, y hacer que la gente lea el libro”.

Y en esa tarea autoimpuesta, luego de varios años de trabajo, El Taquito una historia que contar -prologada por Jacobo Zabludovsky-, reseña la historia del lugar y da cuenta de las personalidades que lo frecuentaron, entre ellos toreros, artistas, pintores, empresarios, deportistas y dignatarios. Empero, reconoce que el restaurante -referencia obligada entre los amantes de la buena cocina-, se ha visto afectado en los últimos años como la mayoría de los establecimientos formales de la zona, por el ambulantaje que se ha apoderado de las calles y aceras.

La descontrolada actividad de los vendedores informales asfixia el perímetro de las calles de El Carmen, en la capital del país e impiden que El Taquito funcione a plenitud. Pero a pesar de esas vicisitudes, el restaurante sigue siendo una especie de santuario de la buena cocina mexicana.

Al referirse al libro, Rafael Guillén asegura que “cuando lo abro y observo las fotografías de toda esa gente que por más de 100 años ha estado entre nosotros –artistas, toreros, pintores, deportistas, empresarios, políticos, periodistas, religiosos e intelectuales nacionales y extranjeros-, no dejo de asombrarme, porque eso habla del cariño y de la devoción que ellos le han tenido a nuestro restaurante. Y por supuesto, también dice mucho de la buena comida y atención que se les brinda.

Me gusta ver la expresión de los rostros de nuestros comensales, cuando por ejemplo descubren las imágenes de inolvidables estrellas y grandes actores compositores e intérpretes como Dolores del Río, María Félix, Tongolele, Tin Tan, Palillo, Elsa Aguirre, Pedro Armendáriz, Cantinflas, Agustín Lara, Pedro Infante o Raphael, quienes los convirtieron en su lugar predilecto.

Por igual recorren las fotos que dan testimonio de la estancia entre nosotros de connotados toreros como Manolete u otras grandes figuras de la talla de Ignacio Sánchez Mejía, Luis Miguel Dominguín, Silverio Pérez, Alberto Balderas, Luis Castro y Carlos Arruza entre otros

Después fueron haciendo presencia nuevos amigos que figuraban en la prensa, el cine, la radio y la televisión, como Manolo Martínez, Manuel Capetillo, Eloy Cavazos, Miguel Espinosa Armillita y Curro Rivera.

“El Taquito sigue en El Carmen 69. El centro histórico se adorna y lo luce como una medalla ganada a pulso en la defensa de esos lugares que dan carácter y trazan la fisonomía de una ciudad. Hay lugares integrados al paisaje urbano y a la historia de la ciudades donde se ubican el taquito es uno de ellos único con sus características no haber cambiado de nombre ni de lugar y haber pertenecido siempre una misma familia”, escribió el legendario periodista Jacobo Zabludovsky, autor del prólogo del libro y considerado el mejor promotor del restaurante en cuyo menú figura en su honor el entremés del licenciado conformado por carnitas cecina de res quesadillas guacamole chicharrón y queso fundido.

En las paredes del lugar destacan las fotos de Inmortales maestros de la pintura como Diego Rivera José Clemente Orozco David Alfaro Siqueiros José Luis Cuevas o famosos deportistas como Hugo Sánchez Rubén Olivares Enrique Borja Julio César Chávez –comenta Rafael Guillén.

El Taquito no es solamente un negocio familiar; para nosotros es una responsabilidad y un orgullo que personajes como el presidente Kennedy el príncipe Carlos o el Papa Juan Pablo II, hayan degustado nuestra comida, pero sin duda entre esa larga lista de gentes ilustres destaca quien en su momento fue considerada la mujer más bella del mundo: Marilyn Monroe, quien durante su visita a México, no solamente comió aquí, sino bailó con Rafael mi padre, dice.

“Mi familia ha sido siempre el eje y apoyo de esta empresa, desde que mis abuelos Marcos y Conchita fundaron el restaurante hoy ya centenario. Esperamos llegar más allá y continuar con la tradición de servicio y calidad que siempre nos ha distinguido”, reitera.

Noticias/Diario Tribuna Chiapas/2018

Acerca de PMNOTICIASMX

Verifica Tambíen

Emergencia nacional, el crecimiento de feminicidios en Chiapas: Marta Dekker

Actualmente las 32 Entidades Federativas no cuentan con los mecanismos necesarios para atender los altos …

A %d blogueros les gusta esto: